Hay que discutir la Ley de Urgente Consideración

"¿Cuál es la urgencia?"

Hay que discutir la Ley de Urgente Consideración

En Uruguay se ha instalado el debate sobre la Ley de Urgente Consideración (LUC), una iniciativa presentada por el presidente Lacalle Pou que contiene 500 artículos de reforma normativa fuertemente resistidos por los sindicatos y el conjunto de las organizaciones sociales. La LUC expresa, en un solo cuerpo normativo, el proyecto político que la coalición de ultraderecha gobernante quiere instalar en Uruguay.

Las críticas apuntan a frenar la aprobación de su articulado, que incluye medidas privatizadoras de las empresas públicas, profundización del punitivismo, aumento de la capacidad de actuación de las fuerzas represivas, mecanismos para mayor criminalización de la protesta social, facilidades para desalojos forzosos y flexibilización del mercado de alquileres, así como beneficios fiscales para favorecer al sector privado.

La Casa Bertolt Brecht, la Cooperativa Comuna, el SERPAJ-Uy y AUTE  han realizado distintos posicionamientos, estudios, y publicaciones sobre el la Ley de Consideración Urgente, con el fin de promover un debate fundamentado.

 

Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

 

El Servicio Paz y Justicia (SERPAJ) de Uruguay participó de la Comisión Especial del senado sobre la Ley de Urgente Consideración. Instancia en la que presentaron argumentos respecto de las peligrosas propuestas que la LUC contiene en materia de seguridad pública, denunciaron la afectación que el mecanismo utilizado tiene sobre la democracia uruguaya y entregaron un extenso documento de análisis y posicionamiento político que construyeron en articulación con distintas organizaciones.
Compartimos en versión resumida de su informe.
Cooperativa Comuna produjo un muy completo análisis de la LUC con el objetivo de aportar a los análisis críticos de esta ley y abonar a la resistencias para frenar su aprobación, especialmente en sus elementos más regresivos. El documento muestra a grandes trazos qué es y qué implica la Ley de Urgente Consideración que envió el Poder Ejecutivo al Parlamento en abril de este año. Además del atropello que supone la declaratoria de urgencia y la apertura simultánea de tantos espacios de análisis, hechos ambos, de tintes autoritarios, la LUC es peligrosa por sus contenidos. Lo que se condensa en este articulado es una fuerte avanzada represiva, un nuevo avance privatizador y mercantilizador hacia las empresas públicas, también un cambio profundo del sistema educativo, la imposición de medidas que coartan la discusión democrática sobre el destino del gasto público, la profundización de la desregulación del mercado de alquileres, la limitación al derecho de huelga, entre otros.

El análisis completo lo puede descargar aquí

RebelArte

 

La Casa Bertolt Brecht presentó una problematización de la noción de adolescente del marco normativo nacional en tensión con los adolescentes denominados “infractores” y en cómo los medios de comunicación aportan a su instalación en la agenda pública como “problema de seguridad ciudadana”. A esta construcción se le contrapondrán los datos estadísticos referidos a su incidencia en problemas en materia de “seguridad ciudadana”, para la valoración de la urgencia en las modificaciones planteadas por la Ley de Urgente Consideración, reconociendo este momento como una profundización en el proceso de inflación penal y recrudecimiento del punitivismo del Estado, ya iniciado con las modificaciones realizadas al Código de la Niñez y la Adolescencia (CNA) entre los años 2011 y 2013 en el contexto de un gobierno progresista.
Descarga el informe aquí
Finalmente, bajo las consignas “por una renta básica de emergencia” “en defensa de los puestos de trabajo” “No a la LUC” “Por salud, vivienda y educación de calidad para el pueblo” y “Por una canasta básica de servicios del Estado” el PIT-CNT convocó a movilización y paro general parcial en el día de hoy, a propósito de la jornada de debate sobre la LUC que continuará hoy en el Senado. Les dejamos el video del presidente de AUTE Gabriel Soto de cara a esta jornada de protesta.



Fundación Rosa Luxemburgo