Estrategias hacia una transición socioecológica justa desde América Latina.

Red de energia

Estrategias hacia una transición socioecológica justa desde América Latina.

En los meses de julio y agosto del 2021 se llevó a cabo el IV encuentro de la Red de energía y Poder Popular en América Latina integrada por aproximadamente 50 organizaciones multisectoriales para pensar estrategias y alternativas al extractivismo.

Dicho encuentro, impulsado originalmente desde la oficina Cono Sur de la Fundación Rosa Luxemburgo en el año 2018 junto a organizaciones de Argentina, Chile y Uruguay, contó en esta edición con la participación del Programa Latinoamericano de Clima de la Fundación, ampliando la propuesta hacia otros países de la región. El denominador común de las diversas organizaciones que integran la red es la lucha por la soberanía y la transición socio-energética que sea justa y desde una perspectiva de izquierdas plurales.

Los debates e intercambios de lecturas políticas en torno a la coyuntura energética en la región y la construcción de alternativas a las propuestas de transición hegemónica del Norte Global están dentro de los principales objetivos de la red. Asimismo, el fortalecimiento de las alianzas entre organizaciones que se han generado a lo largo de los años son fundamentales para armar una propuesta de transición socio-ecológica con justicia desde el Sur Global.

La propuesta para el 2021 se focalizó en profundizar  el análisis de la coyuntura del sistema energético para identificar políticas necesarias y fortalecer las propuestas para una transición con justicia desde el Sur Global.

En ese marco, en julio y agosto de este año se realizó el primer encuentro de formación y debate político con foco en Chile junto al Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales de Chile (OLCA), integrante de la red. Las preguntas que guiaron el debate abordaron el actual escenario constituyente en Chile, las llamadas “falsas soluciones” de la transición hegemónica en nuestros países como el avance de proyectos eólicos, solares, litio e hidrógeno verde, el impacto de la transición energética planificada desde el Norte en nuestros territorios en un contexto de profunda crisis hídrica, los usos del agua, entre otras. La cuestión de la demanda, uso y el futuro del agua como un bien común estratégico de la transición es uno de los debates urgentes (pero no evidentes) por su involucramiento, ya sea como fuente o como recurso estratégico, por la necesidad de contemplar una visión no mercantilizada para pensar un futuro próximo que sea viable, y por la capacidad que tiene de aglutinar demandas que nos permitan ampliar la noción de transición energética hacia una transición eco-social con justicia, sin perder el norte del debate energético. Las reflexiones feministas en torno a la transición atravesaron el debate. 

En ese sentido, existe una relación profunda entre los extractivismos y la vulneración en los territorios que recae con especial énfasis sobre los cuerpos de las mujeres. Son esos cuerpos los que resisten los embates del modelo extractivo mediante la organización política y anticapitalista.

Para dar continuidad al debate sobre la transición con justicia, habrá un segundo encuentro de la red hacia fin de este año que será impulsado junto a la Agrupación de Funcionarios de las Usinas y Transmisiones Eléctricas del Estado (AUTE), sindicato en Uruguay, para analizar el rol de las empresas públicas en la transición, las perspectivas sobre lo público y lo comunitario, la coyuntura energética perfilando el rol de China, los nuevos rasgos del extractivismo energético que impone la Inversión Extranjera Directa y los eslabonamientos productivos que desatan los proyectos de transición hegemónica.

 

Click aqui para bajar el documento de trabajo de la Red

 



Fundación Rosa Luxemburgo