Medios de Comunicación, poder. Contexto regional y el caso de Paraguay

REVISTA DE POLÍTICA INTERNACIONAL

Medios de Comunicación, poder. Contexto regional y el caso de Paraguay

Por Diego Verón de Astrada(*)
Jerovia – Revista de Política Internacional

Descarga la publicación

jerovia2Papel y relación de los medios de comunicación y el poder político en la actualidad de nuestra región 

“En la actualidad está comúnmente aceptado que la concentración de medios en manos de unos pocos es dañina, porque afecta no solo a la libertad de expresión y la democracia, sino también al pluralismo informativo y a la fuente de trabajo. La concentración de medios conspira contra la democracia al restringir la pluralidad y diversidad que asegura el pleno ejercicio del derecho a la información de los ciudadanos.

En general la reinstalación del debate sobre el papel de los medios de comunicación en nuestro continente se da en el marco de su actuación y en su relación con los gobiernos progresistas y las fuerzas democráticas de la región. Al haberse dado un desgaste de los partidos políticos de derecha, fueron y son los medios de comunicación los que ocupan este lugar.
(…) Como en Argentina, los medios que fueron parte de la dictadura continuaron siendo hegemónicos durante la democracia. Los medios que hoy son los más poderosos nacieron, crecieron y se fortalecieron durante la dictadura. Como ejemplo claro de su relación con las dictaduras, en el año 2009, durante el gobierno de Fernando Lugo, el diario ABC Color (medio de mayor tirada impresa en el país) todavía justificaba el golpe de Estado en Chile contra Salvador Allende, justificaba el asesinato de un presidente electo. Y así incitaba a un levantamiento de las fuerzas armadas en Paraguay “porque Lugo estaba yendo por el camino de Allende”. Los medios de prensa del Paraguay tienen un posicionamiento ideológico marcadamente autoritario con una faceta mucho más alevosa que otros medios de la región. Legado probable de una prensa vinculada muy directamente con una dictadura que duró 35 años.
En Paraguay, dos medios de comunicación definen la agenda política nacional. El resto se dedica a reproducir, profundizar y actualizar, aún en el mismo orden de prioridad, sus contenidos. Estos medios son: el diario ABC Color y el diario Última Hora, ambos pertenecientes a dos de los mayores grupos empresariales del país. El primero, del grupo Zuccolillo, es el diario de mayor circulación y su poder se funda principalmente en los vínculos empresariales, del grupo. El segundo, del grupo Vierci además de estar ligado al poder de un fuerte conglomerado de empresas, es parte del mayor y de más rápido crecimiento holding de medios del país que incluye revistas, sitios web Los diarios marcan la agenda del día (en el caso de campañas pueden ser semanas). La radio actualiza y profundiza. La televisión se juega sobre todo a generar rating a través de contenidos sensacionalistas. Aun así, en sus contenidos políticos (un poco más relevantes en época de definiciones como las elecciones o un juicio político), se adhieren sin más a los intereses de los grupos empresariales.
Los vínculos económicos de los medios de comunicación le garantizan una total impunidad en casos de difamación y calumnia. Ninguno de ellos tiene un ombudsman. El ciudadano común se encuentra completamente desprotegido ante ellos. Sus campañas contra todo tipo de pensamiento crítico o disidente no sólo significan violencia simbólica, sino que se pueden convertir en una forma de represión física (…)”.
Lea el artículo completo.
(*) Secretario de Comunicación del Frente Guasu

Jerovia – Revista de Política Internacional
Agosto 2015 – Año 1 – 002
Corrales 3441 esq Acá Caraya
Asunción, Paraguay
directorio@jerovia.org
www.jerovia.org

Notas relacionadas