Somos solidarios con el MST

Derechos Humanos

Somos solidarios con el MST

Policías invaden la Escuela Nacional Florestan Fernandes, del MST, disparando y lesionando a una mujer. Estamos preocupados por la criminalización de los movimientos sociales en Brasil

policia-na-escola
Por Fundación Rosa Luxemburgo
El 4 de noviembre, miembros de la policía civil utilizaron la fuerza para entrar sin permiso en la Escuela Nacional Florestan Fernandes (ENFF), del Movimiento de los Sin Tierra (MST) de Brasil, ubicada en el municipio de Guararema, cerca de São Paulo. Dos disparos fueron realizados por la policía, hiriendo a una mujer, y dos personas, detenidas, interrogadas y liberadas. En la operación no se presentó una orden de búsqueda y captura, aunque la policía dijo que buscaba a una militante del MST del estado de Paraná. La acción se da en el contexto de una creciente criminalización del MST y de otros movimentos sociales.
balas-na-enffAnte este evento, la Fundación Rosa Luxemburgo expresa preocupación y repudio a las últimas acciones de violación de los derechos humanos en Brasil que apuntan a un proceso de criminalización de los movimientos sociales. Como una organización que defiende la democracia y la libertad de expresión, vemos con preocupación los episodios repetidos de la represión de las manifestaciones pacíficas y de organizaciones sociales comprometidas con la expansión de los derechos humanos, como por ejemplo las manifestaciones en defensa de la educación pública.
La Escuela Nacional Florestan Fernandes, que ha sido construida hasta el 2005 por el trabajo voluntario de más mil trabajadorxs sin tierra, es un centro de formación que organiza cursos para los integrantes de las organizaciones sociales de todo el mundo. En el momento de la acción policial estaban en el lugar personas de más de 30 países, entre ellos mujeres y niños. La Fundación Rosa Luxemburgo, contraparte de la ENFF en la organización de seminarios y cursos a lo largo de su historia, entiende que el uso excesivo de la fuerza por la policía contra los movimientos sociales es una violencia contra los derechos de todos lxs ciudadanxs brasileñxs y, por lo tanto, insta a las autoridades públicas y la red internacional de organizaciones defensoras de los derechos humanos a que sigan estos episodios alarmantes de violencia en el cumplimiento de los logros democráticos de las últimas tres décadas.

Declaración de Pañuelos en Rebeldía, uno de nuestros parceiros en Argentina:
Desde Pañuelos en Rebeldía expresamos nuestra más profunda y absoluta solidaridad con el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil (MST), y con la Escuela Nacional Florestan Fernandes (ENFF), que es una iniciativa del MST, pero que la sentimos como propia las organizaciones populares y las instituciones pedagógicas del continente y del mundo.
El ataque a la ENFF es un ataque a nuestros movimientos, que año tras año reciben en ese espacio elementos teóricos para pensar la realidad, y para organizar las luchas por las transformaciones sociales. Es también un ataque a los educadores y educadoras que ahí desarrollamos las experiencias de una pedagogía emancipadora, y a los investigadores e investigadores que hacemos del pensamiento crítico un modo de contribuir a la creación de un mundo nuevo, lejano a los compromisos de los golpistas corruptos, que hoy intentan por la violencia interrumpir nuestros sueños, en Brasil y en otros países de Nuestra América.
Nadie podrá frenar el impulso y la fortaleza del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil (MST). Nadie podrá arrebatarnos el aporte que ha construido el MST en el campo de la educación, la pedagogía y la teoría critica.
Defendemos la Pedagogía del Movimiento Sin Tierra de Brasil.
Defendemos a la Escuela Nacional Florestan Fernandes (ENFF) como territorio de cultura, espacio de identidad y producción de saberes.
Nuestra especial solidaridad con la brigada permanente y rotativa “Apolônio de Carvalho”, que sostiene y posibilita cotidianamente las actividades que se desarrollan en ese espacio pedagógico.
Repudiamos la acción de la policía civil y militar de São Paulo, que allanó violentamente la Escuela Nacional Florestan Fernandes (ENFF) ubicada en Guararema, São Paulo.
Repudiamos la criminalización de las luchas sociales. ¡¡Luchar no es un crimen!!
¡¡Estudiar no es un crimen, es un derecho!!
El Movimiento Sin Tierra de Brasil, no está solo. Y lo defenderemos en todos los territorios que habitamos.
¡Fuera Temer!
¡Libertad a los luchadores de la Reforma Agraria!

Equipo de Educación Popular Pañuelos en Rebeldía
Argentina, 4 de noviembre, 2016

Vea el video de la invasión de la policía divulgada por Carta Capital:

ato-enff