Se realizó el 69° Congreso Aceitero y Desmotador

Se realizó el 69° Congreso Aceitero y Desmotador

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina realizó los días 26 y 27 de noviembre de 2019 su 69° Congreso Nacional Ordinario en la ciudad de San Lorenzo, provincia de Santa Fe, en el auditorio de OSIAD ubicado en Ricchieri 453 de dicha localidad.

A lo largo de los dos días que duró el Congreso, se trataron importantes temas entre los que se contaron la convulsión que recorre a varios países de nuestra región, con especial énfasis en la militarización que tiene su punto más grave en el Golpe de Estado en Bolivia; un destacado panel sobre problemáticas de género en el ámbito laboral y sindical; el futuro pacto o acuerdo social y los condicionamientos a nuestra soberanía a partir del feroz endeudamiento del gobierno de Mauricio Macri y el retorno del FMI, entre otros.

Memoria y Balance

Por la mañana transcurrió el tramo ordinario del Congreso, en el que se presentó a consideración de las compañeras y compañeros delegados congresales la Memoria y Balance de la Federación, que fue aprobado por unanimidad. También se realizó un detallado informe sobre el funcionamiento y desenvolvimiento de nuestra obra social, OSIAD.

En este marco, el compañero Secretario General Daniel Yofra se dirigió al Congreso para plantear la complejidad del periodo transcurrido, con cierre de empresas, despidos y retiros, consecuencia del accionar conjunto de las patronales y las malas políticas ejecutadas desde el Estado a cargo del presidente Mauricio Macri.

“Dimos la batalla, con nuestras herramientas, y no cedimos en ninguna conquista. Quiero valorar en ese sentido que gracias a la conciencia de los obreros aceiteros y desmotadores, no aceptamos la modificación de nuestro convenio colectivo de trabajo, propuesto por el Gobierno de Macri y el embate de las patronales, que es la garantía de nuestra dignidad”, señaló Yofra.

El Secretario General remarcó el respeto a la democracia obrera en la organización gremial:  “esta Federación ha respondido a las necesidades de los distintos sindicatos implicados cuando lo han requerido. Por sobre todas las cosas somos respetuosos de las decisiones asamblearias, sindicatos y comisiones internas”.

Daniel Yofra destacó que “aún en estas difíciles circunstancias, hemos logrado mantener el poder adquisitivo de nuestro salario. Durante 2019 la inflación superó niveles históricos. En estos cuatro años de macrismo la clase trabajadora ha perdido en promedio unos 20 puntos de su salario real. Los aceiteros y desmotadores, sin embargo, seguimos peleando y conquistando un salario mínimo vital y móvil acorde a su definición legal, esto es, que nos garantiza alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión”.

“Es un orgullo, por supuesto, pero también una gran preocupación, ya que no podemos considerarnos una isla. Somos parte de la clase obrera argentina, y nuestro destino está atado a ella. Poco durarán nuestros salarios si caen los de la mayoría. Por eso nuestra incansable tarea de concientización y propaganda acerca del valor de la fuerza de trabajo, la democracia obrera y el ejercicio del derecho de huelga, tiene que ser un trabajo diario y una obligación difundir nuestros logros, como así también el porqué. De nada sirve ocultar nuestros esfuerzos en pos de una vida digna. No nos avergoncemos de luchar, de enfrentarnos al patrón. Nuestro deber es luchar por una vida digna, pero también compartir cómo llegamos a ser trabajadores dignos y nunca tenemos que olvidar el ser solidarios con el resto de la clase”.

Región en disputa

Durante la tarde, el Congreso continuó con los paneles de debate y formación, de los cuales el primero se tituló “Batalla cultural. Avance de la derecha en Sudamérica. Consecuencias para la clase obrera”.

En el mismo participaron Julio Fuentes, ex Secretario General de ATE Nacional y actual Presidente de la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales, CLATE, junto con la abogada laboralista colombiana Luisa Fernanda Gómez Duque, Presidenta de la Asociación Latinoamericana de Abogados Laboralistas, ALAL y la filósofa Adriana Rossi. El panel estuvo coordinado por Matías Cremonte, asesor legal de nuestra Federación y Presidente de la AAL.

Además, tuvimos el honor de contar con una delegación de compañeras sindicalistas colombianas de los gremios Sintrauniversidad de Caldas y Asofunde, que también participaron en el debate.

En el panel se abordó desde distintas perspectivas la situación de protestas populares y convulsión social en los últimos meses en Ecuador, Chile, Haití, Puerto Rico y Colombia, en el marco de lo cual se trató con especial preocupación el Golpe de Estado en Bolivia contra Evo Morales Ayma.

Además, se habló sobre el gobierno neofascista de Jair Bolsonaro en Brasil y la reciente liberación de Lula Da Silva, lo cual sirvió para conectar con la estrategia regional del lawfare impulsada por el gobierno de los Estados Unidos en los últimos años, orientada a atacar, desprestigiar y encarcelar a toda la dirigencia política regional no alineada con el mismo.

El referente estatal Julio Fuentes, por su parte, quiso aportar un interrogante referido al título del panel. “¿Estamos de acuerdo con que hay un avance de la derecha en la región?”, se planteó, para señalar que se trata de una región en disputa hace siglos. Disputa actualizada en el marco de la renovada doctrina Monroe estadounidense para la subordinación de la región a sus intereses, mientras dicho país pierde terreno en su disputa global con China.

Género y trabajo

La siguiente mesa tuvo una gran relevancia, en tanto se trató de la primera ocasión en que se le dedica un panel de forma exclusiva a las problemáticas de género en nuestros Congresos.

La primera en hablar fue María Fernanda Boriotti, recientemente electa Presidenta de la Federación de Sindicatos de Profesionales de la Salud, FESPROSA. Además, Boriotti es Secretaria Adjunta de la CTA Autónoma de Rosario.

Como representante gremial en la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Boriotti participó del debate y aprobación en junio pasado del Convenio 190 sobre Violencia y Acoso en el Mundo del Trabajo, primer convenio en ser aprobado en casi una década por ese organismo.

El Convenio 190 tiene como objetivo el reconocimiento a nivel internacional del derecho a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso. Entre otros aspectos positivos, el citado Convenio amplía derechos al considerar la dimensión del mundo del trabajo en su integralidad, no sólo el espacio laboral estricto sino también el espacio público, el traslado, etc. En el mismo sentido, abarca no sólo a quienes se encuentren en una relación asalariada formal, sino también a precarizadas y precarizados, con especial atención al sector del trabajo doméstico.

A partir de la presentación del Convenio, y de la campaña que está en marcha para su ratificación en Argentina, María Fernanda desarrolló una contundente exposición en la que expuso sobre la violencia en sus distintos aspectos: laboral, de género, laboral, psicosocial, física, y cómo afecta a mujeres, varones y trans.

En el mismo panel, María Paula Lozano, Secretaria General de la Asociación de Abogados y Abogadas Laboralistas de Argentina, AAL y asesora legal de nuestra organización, expuso sobre la problemática de género y trabajo en nuestros sectores específicos de la industria, y la compañera Sabrina Bellú de Bio Ramallo habló sobre el conflicto que hace seis meses se sostiene en esa planta ante los despidos discriminatorios del empresario Juan Carlos Bojanich, que pretende desconocer el convenio aceitero.

A continuación, los compañeros Adrián Dávalos, Secretario Gremial de la Federación y Secretario General del SOEAR, junto con Ricardo “Petiso” Fernández, ex preso CONINTES e histórico militante obrero junto con Carlos Zamboni, asesor legal de nuestra Federación, dialogaron en torno al pacto o acuerdo social que se viene perfilando como una de las principales propuestas del gobierno entrante. En este marco, Fernández y Zamboni historizaron experiencias similares previas en nuestro país y las razones de sus distintos fracasos.

Ante las grandes incógnitas que se mantienen en torno a qué características tomará el pacto o acuerdo social, quiénes participarán efectivamente en el mismo y cuál será su marco administrativo o legal, Dávalos, y también Yofra que se sumó a este panel, reafirmaron que desde la organización gremial se evaluará la situación llegado el momento en que se tengan mayores certezas priorizando la defensa de los derechos de las trabajadoras y trabajadores representados.

En este sentido, y reafirmando la autonomía de nuestra organización, se advirtió con preocupación sobre los anuncios reñidos con la convivencia democrática que determinados agrupamientos patronales del sector agroindustrial vienen realizando, en alarmante sintonía con los sectores fascistas que realizaron el golpe de Estado en Bolivia.

La soberanía condicionada con el FMI

El segundo día del Congreso inició haciendo foco en un actor que retornó a la política argentina de la mano de Mauricio Macri: el Fondo Monetario Internacional.

El periodista Alejandro Bercovich realizó una videoconferencia para presentar su documental “Fondo”, en el que saludó al Congreso, felicitó nuestra defensa del Salario Mínimo Vital y Móvil y planteó que el objetivo de su trabajo es introducir en el debate público cómo el FMI, al que describió como “el brazo armado de las finanzas globales”, interviene en nuestras vidas de una manera muy concreta y muy política, y cómo ataca el salario y los derechos de toda la clase trabajadora.

Tras la proyección, el debate continuó de la mano del economista y ex Diputado Nacional Claudio Lozano, coordinador del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPYPP) quien junto a nuestro asesor económico Sergio Arelovich continuaron desarrollando el tema en detalle, con especial énfasis en la ilegalidad del procedimiento con el que se cerró el acuerdo con el FMI.

Justamente, días después del Congreso, Claudio Lozano presentó una denuncia judicial contra Mauricio Macri, el titular del Banco Central y varios ministros por este tema.

“Si Macri endeudó en más de cien mil millones de dólares a nuestro país y se fugaron 86 mil millones, y si además el acuerdo con el FMI está flojo de papeles, el próximo gobierno tiene todo el derecho de revisar, auditar e investigar la deuda pública”, afirmó Lozano.

A continuación el equipo del Mirador de Actualidad del Trabajo y la Economía coordinado por Arelovich presentó un informe económico de actualidad, con énfasis en nuestros sectores productivos, y finalmente los compañeros paritarios realizaron un informe sobre los puntos destacados de los acuerdos logrados en el año.

En relación a las negociaciones ya iniciadas en torno a la suma no remunerativa extraordinaria, el Congreso mandató por unanimidad a los compañeros paritarios a tomar las medidas de fuerza que consideren necesarias.

De esta manera concluyó un gran Congreso con el que nuestra organización gremial continúa apostando a la formación y concientización para hacer frente a los grandes desafíos que enfrenta nuestra clase trabajadora.

 

Prensa F.T.C.I.O.D y A.R.A.

Videos: Prensa F.T.C.I.O.D y A.R.A.

Fotos: Sofía Alberti



Fundación Rosa Luxemburgo