Los dobles estándares respecto a los agrotóxicos de Bayer y BASF

En este estudio se muestra que Bayer y BASF son responsables de la comercialización y, en algunos casos, desarrollo de al menos 33 ingredientes activos para la fabricación de plaguicidas que suponen un peligro para la salud humana.

Una mirada tras bambalinas del comercio internacional de los ingredientes activos en plaguicidas

 

Las dos empresas agroquímicas alemanas han desarrollado y comercializado ingredientes activos de plaguicidas altamente peligrosos que causan daños para la salud de las y los agricultores y trabajadores agrícolas en Brasil, México y Sudáfrica.

 

En un nuevo estudio, la Fundación Rosa Luxemburgo, INKOTA-netzwerk y PAN Alemania muestran que Bayer y BASF son responsables de la comercialización y, en algunos casos,  desarrollo de al menos 33 ingredientes activos para la fabricación de plaguicidas que suponen un peligro para la salud humana. Muchos de estos ingredientes activos tinen un efecto letal, incluso en dosis bajas, y otros son probablemente carcinógenos, mutágenos o tóxicos para la reproducción. En Brasil, México y Sudáfrica, se pueden encontrar al menos ocho de estos ingredientes activos en el catálogo de Bayer o BASF. Entre ellos están el glufosinato y el espirodiclofeno.

 

En Sudáfrica, las dos empresas agroquímicas alemanas comercializan en sus propios productos plaguicidas un total de seis ingredientes activos que están prohibidos en la UE debido a sus graves riesgos asociados para la salud. En Brasil y México hay siete y cinco ingredientes activos presentes en los productos de Bayer y BASF, respectivamente. Las ventas se realizan a expensas de la salud de las y los agricultores y trabajadores agrícolas en el sur global. En las regiones vinícolas de la provincia del Cabo Occidental, en Sudáfrica, se utiliza el insecticida Tempo SC de Bayer a gran escala. Este contiene ciflutrina(-beta), un ingrediente activo muy peligroso que es letal a dosis muy bajas. En algunas explotaciones agrícolas, las temporeras son enviadas a los viñedos incluso mientras se rocían y aplican los plaguicidas altamente peligrosos en los campos.

 

Aunque Bayer se comprometió públicamente en 2013 a no comercializar ingredientes activos de toxicidad extrema y muy alta (clases 1A/1B de la OMS), esto aún ocurre. Un ejemplo es que Bayer aún suministra el ingrediente activo fenamifos a Brasil, el cual es procesado allí por otra empresa y comercializado con el nombre de NEMACUR. A pesar de la gran falta de transparencia en el mercado internacional de plaguicidas, los autores y las autoras del estudio lograron demostrar el comercio de este ingrediente activo altamente peligroso de Bayer. Aunque Bayer no vende directamente productos plaguicidas que contienen  fenamifos, este ingrediente activo llega al mercado brasileño a través de los productos plaguicidas de otros fabricantes.

 

Para acabar con los dobles estándares del comercio internacional de los ingredientes activos de plaguicidas, es necesario, entre otras cosas, prohibir la producción, el almacenamiento y el comercio de ingredientes activos altamente peligrosos a nivel global.

 

“Los dobles estándares respecto a los agrotóxicos de Bayer y BASF” es un estudio conjunto de la Fundación Rosa Luxemburgo, INKOTA-netzwerk y PAN Alemania

 

Pueden descargar el PDF aquí.

Compartir

Articulos relacionados

Democracia

LAS CLOACAS DEL ESTADO DE DERECHO

Apuntes sobre continuidades y prórrogas de distintos subsistemas de vigilancia y castigo cuyas cañerías normativas conectan con la dictadura cívico militar (1973-1984)