Apoyo solidario a Zanon

Apoyo solidario a Zanon

La “Brigada Internacional de Solidaridad, Apoyo Técnico y Soberanía Energética” compartió una semana de formación e intercambio en las fábricas ceramistas bajo gestión obrera de Neuquén, con el apoyo de la Fundación Rosa Luxemburgo. La Brigada de compañeros/as del sindicato AUTE, de empleados/as de la empresa eléctrica estatal UTE de Uruguay, participó de cinco intensas jornadas en las fábricas norpatagónicas. En un muy duro contexto para las empresas recuperadas, la solidaridad internacional demostró nuevamente actuar como canal fundamental para pensar estratégicamente la producción, mejorar las condiciones de trabajo, fortalecer la gestión obrera y la experiencia de lucha en general.  Por Pablo Peláez

La y los compañeros de AUTE que visitaron Neuquén recorrieron las plantas, participaron de asambleas en las cooperativas y desarrollaron un curso de capacitación para los/as compañeros/as de los talleres de mantenimiento eléctrico y electrónico de la cerámicas Neuquén-Confluencia y Zanón-Fasinpat. En sus intervenciones destacaron la importancia de concebir la capacitación técnica como una cuestión política, necesaria para el desarrollo integral de las gestiones de los/as trabajadores/as. La formación se focalizó en el manejo de las líneas eléctricas de alta tensión que poseen las dos plantas ceramistas del Parque Industrial neuquino.

En el balance de las jornadas se intercambiaron impresiones desde ambos lados. “Quizás ustedes no dimensionan lo que significa su experiencia para todo el resto de los trabajadores” expresaron desde la delegación uruguaya, reforzando la importancia que las empresas recuperadas por sus trabajadores/as de Argentina poseen como bandera para obreros y obreras del resto del mundo.
En ese sentido, resaltaron que era la primera vez que se constituían como una brigada de solidaridad en carácter internacional. Por su parte, los trabajadores ceramistas expresaron un profundo agradecimiento por haber podido recibir la experiencia de campo y los conocimientos en cuestiones de mantenimiento y seguridad, a los que no hubieran podido tener acceso de otra forma.

Estas jornadas permitieron vincular experiencias de gran valor para Latinoamérica y el mundo, dando una verdadera muestra de solidaridad obrera internacional. Por un lado, el recorrido de la organización sindical AUTE, en manos de dirigentes de base, sus luchas en contra de la privatización de la energía eléctrica en Uruguay, las propuestas técnico-políticas contra las tarifas de electricidad desiguales, los cursos de formación política y sindical desarrollados en todo el país, y las brigadas de solidaridad desarrolladas en los barrios populares.
Por otro, los recorridos de dos de las empresas recuperadas más conocidas en la región e incluso en buena parte del mundo, Fasinpat-Zanón y Confluencia-Neuquén, con su continua lucha por la defensa de los puestos de trabajo y los procesos de gestión obrera, con las muestras de solidaridad para con la comunidad y las luchas de otros sectores, con su actual enfrentamiento a los tarifazos y contra los intentos de remate que sufre la última.

La visita se concreta en un momento crítico para las gestiones obreras de la zona. Por un lado, con una nutrida solidaridad local y nacional, vienen resistiendo el avance judicial por un posible remate de la planta de Confluencia-Neuquén. Por otro lado, Camuzzi, la mayor distribuidora de gas natural de la Argentina, presentó un amparo en la justicia federal para que se corte el gas a las tres únicas cerámicas de la región, todas recuperadas por sus trabajadores/as, Stefani, Neuquén y Zanón. Esta solicitud constituye una amenaza mortal para las 400 familias nucleadas en estas gestiones obreras.

En el marco de la visita, por último, se realizó una charla titulada “Vaca Muerta, fábricas recuperadas y tarifazos”. En esta participaron trabajadores y trabajadoras de las gestiones obreras, además de integrantes del sindicato AUTE e investigadores relacionados a las temáticas. Se problematizó el megaproyecto Vaca Muerta y sus impactos sobre la matriz energética y económica de la región. Se trazaron líneas sobre el panorama político-sindical en Uruguay, se profundizó en las luchas que viene llevando adelante AUTE contra la privatización del sistema energético en el vecino país, así como en su propuesta para bajar la tarifa eléctrica.

Finalmente se trazó un mapa general de la situación de las casi 400 empresas recuperadas por sus trabajadores/as existentes en Argentina, resaltando algunos de sus principales problemas en la actualidad, ligados a la caída del consumo, los brutales tarifazos en los servicios y la continuidad de la precariedad jurídica en la que se encuentran. Durante el intercambio se manifestaron distintos desafíos de urgencia para el sector como la necesidad de renovar lazos con las organizaciones de desocupados/as, reagrupar estructuras en pos de generar un polo político más unificado, así como profundizar las articulaciones comerciales y productivas entre empresas autogestionadas. Por último, se reafirmó la fundamental importancia que posee para la clase trabajadora argentina y de otros países del mundo la defensa irrestricta de la experiencia de las empresas bajo gestión de sus trabajadores/as, estrechando los lazos de unidad por abajo.