Desde la Fundación Rosa Luxemburgo pensamos que varios años después de la primera huelga es interesante preguntarse sobre la continuidad de los vínculos internacionalistas, los aprendizajes históricos y desafíos actuales.

Vivimos en un contexto diferente al de la primera huelga feminista del 8 de marzo de 2017. Ese año la adhesión al paro fue de 57 países. El año siguiente fueron más de 100. En 2019 la alianza internacional para llamar a huelga llegó a 150 países, siendo el punto más alto, justo antes de la pandemia.

En los últimos años, el dinamismo y masividad del movimiento en diversas regiones y países ha decaído, han cambiado demandas, por logros conseguidos, pero también por retrocesos que obligan a luchas más defensivas. Más allá de que el 8 de marzo continúa teniendo una fuerte impronta internacional como la fecha más importante para los feminismos, las posibilidades de organizar y promover una huelga de trabajos de las mujeres y disidencias de carácter masivo depende hoy de las diferentes realidades.

En estos videos sintetizamos las intervenciones de compañeras feministas organizadas de Argentina, Chile, Estado Español, Italia y Alemania en un encuentro virtual donde participaron más de 60 integrantes de organizaciones de diferentes países y regiones.

El primer video aborda qué ocurrió con el proceso de huelga feminista luego de la pandemia; el segundo, reflexiona en torno a qué elementos positivos y aprendizajes nos deja el proceso; y el último, se centra en las dificultades y desafíos de la huelga para el futuro. Lejos de pretender agotar el balance y la reflexión que será colectiva y siempre inacabada, esperamos que el material sirve para impulsar nuevos debates en las organizaciones y el activismo para renovar las consignas, las articulaciones y la potencia de la huelga feminista de los 8M.

Expositoras: Luci Cavallero, Camilla De Ambroggi, Karina Nohales, Kristin Ideler, Patricia Aranguren.
Guión: Juliana Díaz Lozano.
Edición: Lucía Fernández Ares.

 

Voces desde el movimiento EP:01 ¿Qué ocurrió con el proceso de huelga feminista luego de la pandemia?

Voces desde el movimiento EP:02 ¿Qué elementos positivos y aprendizajes nos deja el proceso de la huelga feminista en los últimos 6 años?

 

Voces desde el movimiento EP:03 ¿Qué dificultades y desafíos tiene la huelga para el futuro?

Este material fue realizado a partir de talleres entre trabajadoras del hogar y feministas de Argentina, Chile, Paraguay, Honduras, México, España y Alemania para plantear sus demandas para el 8 de marzo. Las trabajadoras del hogar, que están cada día en la primera línea de los cuidados, estarán también en la primera línea de las luchas por el Día internacional de las mujeres trabajadoras.

Ilustraciones y animación: Ximena Astudillo Delgado
Diseño sonoro: María Eugenia Waldhüter

Compartimos este material como una propuesta pedagógica que acompaña el video animación Transition 2.0. Nuestra intención es que pueda ser utilizado tanto en escuelas secundarias como al interior de organizaciones sociales y ambientales, entre otras. Si tenés algún aporte para hacer o querés compartir materiales, podes escribir a [email protected].

Compartimos una caja de herramientas que compila muchos materiales sobre energía, de variados formatos, a la que se puede acceder de forma virtual y gratuita. Estos materiales pueden consultarse con anticipación o usarse como apoyo durante el transcurso de la actividad.

Objetivos de la guía:

_ Dimensionar que la energía es indispensable para el desarrollo de nuestra vida y por lo tanto es imprescindible conocer los problemas en torno a ella

_ Realizar un acercamiento a la idea de transición energética más allá del cambio de fuentes, incorporando los ejes de consumo y propiedad y cuestionando nociones como la de “energías limpias”

_ Pensar en la oportunidad de contribuir al desarrollo de una sociedad más justa a partir de la energía

Tener presente:

OP1: estudiantes de escuelas
OP2: participantes de taller

OPCIÓN  1.- Actividad en aula o taller:

Momento 1

Tener presente: La idea de este momento es generar enganche “como la energía es de orden vital y está en crisis, entonces es importante que debatamos sobre este tema”. Si se evalúa que la actividad es muy larga, opcionalmente, puede hacerse con anticipación, como tarea que se lleva a la actividad previamente elaborada

Dinámica: Con el pleno del grupo, OP1 hacer un repaso colectivo del uso energético necesario desde que se despertaron hasta llegar a la escuela / OP2 hacer un repaso de cómo acceden a la energía en los barrios, comedores, comunidades.

Anotar lo que va saliendo en un pizarrón o afiche. Puede que aparezcan acciones (por ejemplo ir caminando a la escuela, que en ese caso es un gasto de energía propio del cuerpo humano). Ir conversando sobre las distintas cuestiones que aparecen: uso de electricidad, gas, nafta, etc.

Se puede complementar analizando las deficiencias que existen para el acceso a esa energía: costo, seguridad, alcance, eficiencia, etc.

Pregunta de cierre: OP1 ¿Cómo hubiéramos desarrollado nuestra vida hasta acá sin energía? / OP2 ¿Cómo hacen aquellos que no acceden a la energía?

Momento 2

Tener presente: Avisar que se va a mirar una animación, que es necesario prestar atención porque en base a eso se van a desarrollar las siguientes actividades. La propuesta es que anoten lo que consideren importante, palabras que no conozcan o que les parezcan destacables, cosas que les den curiosidad. Puede ser también algo que no les guste.

Dinámica: Todxs miran la animación y anotan individualmente.

CLICK ACÁ PARA VER EL VIDEO

Momento 3

Dinámica: Luego de mirar el video se separan en 4 grupos, uno por cada concepto: ENERGÍAS LIMPIAS, TRANSICIÓN ENERGÉTICA, CRISIS CLIMÁTICA, CONSUMO DE ENERGÍA. Cada grupo lee un texto introductorio breve y, en base a eso, al video y a las anotaciones que se hayan tomado, realiza un afiche que muestre a qué conclusiones fueron llegando. Esperamos más un esquema más que un párrafo.

Tener presente: No buscamos que armen una definición de conceptos. La propuesta es que puedan asociar palabras a ese concepto, causas y consecuencias de esa idea, problemas principales y, sobre todo, la relación con alguno o algunos de los otros conceptos que trabajan el resto de los grupos.

Momento 4

Tener presente: La idea de este momento no es que cerremos definiciones de los conceptos. El objetivo es que, por medio de una reflexión conjunta, se puedan visualizar las relaciones entre estas ideas/conceptos: ¿Qué vínculo hay entre consumo y crisis climática o entre energías limpias y transición energética? ¿Entre transición energética y consumo? ¿Entre crisis climática y energías limpias? Lo interesante acá es que se vea el problema como una totalidad, como un sistema y, a partir de eso, se analice por qué un cambio de fuentes por sí solo no soluciona el problema.

Dinámica: Se hace la puesta en común, cada equipo muestra lo que preparó. A medida que van saliendo algunas conclusiones se van anotando en algún lugar visible. La propuesta es armar algún gráfico de flechas similar a este y relacionar entre sí los conceptos que surjan:

Preguntas de cierre:

¿Puede haber cambios positivos sobre estos temas? Si la respuesta es no ¿por qué?

Para quienes contestaron sí y no ¿qué tiene que pasar? ¿Qué rol tenemos?

Pensar e investigar algunos mecanismos (normativas, debates públicos, demandas sociales) que puedan modificar la situación. Esto puede ser de trabajo complementario domiciliario grupal o individual.

OPCIÓN 2.- Actividad con mapa conceptual:

Es una actividad más acotada que la anterior, que permite trabajar el video en base a preguntas, finalizando con un trabajo de mapas conceptuales.

Momento 1

Discutir con el grupo el rol de la energía en la vida cotidiana. Se puede utilizar la siguiente pregunta guía:

¿De qué manera usás energía en tu vida cotidiana? Si pensas en el día de hoy, por ejemplo, ¿qué tipo de energía usaste? ¿Sabés de dónde proviene? ¿Qué sabés sobre las energías renovables? Se pueden puntear algunas dudas que queden sin respuesta

Momento 2: 

Ver el video y luego leer en voz alta el siguiente texto

CLICK ACÁ PARA VER EL VIDEO

Momento 3: 

Discutir en grupos las siguientes preguntas. Se usan como guía, puede reducirse la cantidad de preguntas, o cada una en distintos grupos.

Sobre el juego:

¿Por qué creen que el jugador o jugadora no pudo ganar el juego a pesar de instalar muchos proyectos de energía renovable?

Cuando las y los jugadores están chateando dicen que “las energías no son limpias, sino solo renovables”. ¿A qué se refiere esa diferencia?

De acuerdo a esta frase: “El sistema energético no solo tiene que ver con qué energías usamos sino para qué”. ¿Qué te parece que significa y cómo lo vincularías con el video?

Análisis grupal:

¿Qué características debería tener un sistema energético más justo? ¿Cuáles son las tres cosas que crees que sería más importante que incluya?

Momento 4:

– Hacer una puesta en común de lo charlado en cada grupo sobre las preguntas guía.
– Crear colectivamente un mapa conceptual ubicando el concepto ENERGÍAS LIMPIAS en el centro. Desprender desde ahí flechas indicando con colores distintos:

*Causas del uso de ese concepto ¿por qué se usa?
*Consecuencias con el uso de esa idea ¿Qué problemas trae?
*Posibles caminos hacia la transición ¿que tareas y que roles debemos tener?
*Agregar algunos conceptos que les resulten importantes y que se relacionen, justificar.

– Retomar cabos sueltos y proponer algunos pasos a seguir para obtener la información. Por ejemplo, con el link de la caja de herramientas buscar información sobre algunas de las preguntas que hayan quedado sin respuesta.

Esta animación de OPSur y VacaBonsai explica, tomando los roles de un videojuego, la complejidad de un proceso de transición energética.

GUÍA PEDAGÓGICA PARA TRABAJAR LA ANIMACIÓN EN GRUPO

En diferentes debates públicos aparece de manera recurrente la definición de “energías limpias” como sinónimo de energías renovables, y se busca dar la imagen de que existen formas de generar energía que no producen impactos ni conflictos. Sin embargo, fuentes energéticas como la solar, eólica, o hidráulica, no son necesariamente limpias, sino que son renovables, y se llaman así porque no se agotan.

Es cierto que los proyectos de energías renovables hacen aprovechamiento de fuentes limpias, pero su transformación en energía eléctrica tiene impactos, aunque no emitan gases de efecto invernadero como las fósiles. Esto es porque se utilizan minerales como el litio y el cobalto para las baterías, cobre para la transmisión eléctrica, o molibdeno y las denominadas “tierras raras” para los generadores, además de combustibles fósiles durante la construcción de los parques. Esos recursos no son renovables: al igual que los combustibles fósiles, tienen límites. Algunos de estos minerales -como el cobre- se encuentran en sus picos de producción, mientras que la competencia por su explotación puede implicar graves impactos sociales y ambientales en los territorios donde se extraen.

Tanto el tamaño de algunos proyectos de energías renovables, como su forma de gestión, en muchos, casos siguen la misma lógica de las petroleras, expulsando poblaciones humanas y actividades productivas tradicionales.

Algo similar ocurre con la idea de las “energías verdes”. ¿Por qué se les dice verdes? Tiene que ver con un discurso que busca asociar la idea de lo verde como contrario a la contaminación, y muchas veces es utilizado para hacer un lavado de cara  a  empresas contaminantes (greenwashing, se le dice en inglés). A partir de ahí hacer negocios es más fácil, porque las actividades económicas consideradas “verdes” reciben más financiamiento y mejor opinión pública.

Aún así, creemos que las renovables son la mejor alternativa para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y los impactos socioambientales que provocan los combustibles fósiles (gas, petróleo y carbón). Son parte de la solución, pero la dinámica del sistema económico actual puede transformarlas en un problema.

Mirar más allá de las fuentes

El concepto “energías limpias” busca centrar la mirada solo en las fuentes, es decir, en que la energía producida no emita carbono. Pero para pensar en un nuevo modelo energético tenemos que pensar en la totalidad del sistema, no solo en sus fuentes, porque es imposible mantener los actuales niveles de consumo simplemente reemplazando los combustibles fósiles por energías renovables.

Una cuestión central es, justamente, los consumos. Si toda la humanidad gastara lo mismo que las personas de Estados Unidos, necesitaríamos multiplicar por cinco los recursos que hoy producimos. Esto también ocurre a nivel local: en un país como Argentina, el sector que más usa energía es el traslado de mercaderías y personas a través del transporte automotor, tarea que podría cubrirse con redes ferroviarias. También existen enormes diferencias entre quienes se dan grandes lujos para vivir y quienes no pueden cubrir sus necesidades básicas de energía. Por esto, necesitamos un sistema energético que logre hacer mejor, más segura y más eficiente la energía para quienes menos tienen y, al mismo tiempo, que reduzca los grandes consumos.

Otro elemento clave es cómo se gestiona. La privatización de la energía en Argentina y buena parte de América Latina, provocó que la entendiéramos como una mercancía. Esto también ha ocurrido con los nuevos proyectos de energías renovables, que en su mayoría están siendo gestionados por empresas privadas, cuyo objetivo es maximizar sus ganancias. En ese sentido, es necesario un control público de la energía para que esta pueda ser gestionada como un bien común que ayude a satisfacer las necesidades de las personas.

En un mundo con recursos finitos, no existen condiciones materiales, ambientales ni sociales para sostener un sistema en eterno crecimiento. Las decisiones que tenemos que tomar es qué impactos somos capaces de aceptar y sobre todo, a cambio de qué.

Salir por arriba de este laberinto es mirar todo este problema. La energía no es solo una cuestión técnica sino también política. Democraticemos el debate sobre la energía y el ambiente, para poder vivir bien en un contexto en el que asoman los límites del capitalismo. Entonces es necesario que encaremos en conjunto una transición energética que no va a tener recetas mágicas como las “energías limpias”, pero tendrá que ser justa y popular.

Prólogo por Eduardo Bellelli

«Tómese una píldora y se mejorará». Quien más, quien menos ha escuchado esta frase mágica alguna vez en su vida.

En un mundo manipulado por soluciones inmediatas de la mano de laboratorios, que han propuesto mil formatos inyectables, jarabes, emplastos, pomadas, llegando a desarrollar la máxima comodidad para los enfermos; la píldora (pastillas o grajeas). El perfecto formato donde el enfermo es quien se declara enfermo y recibe desde una quietud y pasividad apabullante, la mágica solución, con una píldora de colores y un vaso de agua tomados con cierta periodicidad. Ahora también puede tomar, probar, intentar dar un paso a la memoria, conocimiento, práctica de la producción y alimentación que mira la vida. Esta publicación es un desafío a cada individuo que elija restablecer el orden en todos los planos, a partir de reinterpretar el funcionamiento de la naturaleza, como dice Jairo «Lo que ahora soñamos con la agricultura orgánica y nos puede parecer pura imaginación, en corto tiempo será una práctica cotidiana y verdadera». A retomar el camino de lo biológico, natural, de la vida en comunidad, de respeto por la naturaleza y sus tramas creadoras. A ser un verdadero generador de la vida para la salud de su cuerpo y de su entorno. Son píldoras también, que no deben tomarse rápidamente. Se deben leer, releer, repetir, reflexionar, declamar en viva voz, murmurar en los pasillos de edificios y en los caminos polvorientos, cantar en el baño, metabolizar en la bioconciencia planetaria.

Descarga aquí.

 

Foto: Ximena Astudillo Delgado

El miércoles 25 de enero nos encontramos en nuestra casa en un evento co-organizado junto con el Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe y el Grupo de Trabajo de Clacso «El Estado como contradicción» para conversar sobre la situación crítica que atraviesa el Perú. Tras la destitución del expresidente Pedro Castillo, la población mayoritariamente en el sur andino exige la renuncia de la sucesora Dina Boluarte, adelanto de elecciones generales y la conformación de una Asamblea Constituyente que deje en el pasado la constitución vigente engendrada por la dictadura neoliberal de Alberto Fujimori en los años noventa. La respuesta de Boluarte fue una represión que va cobrando la vida de más de cincuenta peruanxs y ha dejado centenares de heridxs.

Para ayudarnos a comprender este complejo escenario nos acompañó desde Perú Anahí Durand Guevara, quien formó parte del gobierno de Castillo como Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, quien dialogó con Dina Sánchez, peruana migrante en Argentina y Secretaria general adjunta de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular. También se sumó al intercambio Hernán Ouviña desde el Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe de la Universidad de Buenos Aires y Víctor Castillo, también migrante peruano en Argentina y coordinador de comunicación de la Fundación Rosa Luxemburgo.

Pueden encontrar la charla en nuestro canal de podcasts #RadioRosa. Estamos en Anchor FM y Spotify.

 

Charla completa:

 

 Episodio 1: Anahí Durand

Episodio 2: Dina Sánchez

Episodio 3: Hernán Ouviña

La mayoría de las personas tiene un acceso a la energía deficiente e inseguro, mientras algunos pocos, sobre todo sus grupos empresariales y de poder, se dan grandes lujos. Las Luces son del Pueblo repasa distintas miradas sobre el problema de la pobreza energética, la lucha por hacer de la energía un derecho y cómo se conjugan las demandas por justicia socioambiental, con la necesidad de vivir mejor con la energía que tenemos disponible.

 

Podcast realizado por el Observatorio Petrolero Sur (OPSur).

 

 

 

Rigoberto García Ochoa investiga sobre la Pobreza Energética en El Colegio de La Frontera Norte, de México. Desde ese territorio que limita con Estados Unidos y está marcado por las altas temperaturas, reflexiona sobre la importancia que tiene la energía en nuestras vidas

Pablo Messina es economista de la cooperativa Comuna. Plantea las diferencias entre la mirada que entiende a la energía como una mercancía y las que la consideran un derecho.

Juan Carlos Escalante es miembro de la Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica (ANUEE) de Ciudad de México. Nos cuenta cómo comenzaron a organizarse entre vecinos y vecinas

Gabriel Martínez es un histórico militante del sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata y de la Federación de Trabajadores de la Energía. De esos espacios salieron, a partir de los procesos de privatización de la década del noventa, las primeras ideas para entender a la energía como un derecho.

Mónica Guiteras es integrante de la Alianza contra la Pobreza Energética, un movimiento social de Cataluña que lucha por la vivienda y el acceso justo a la energía y al agua. La organización surgió a partir del encuentro entre el moAdd a related postvimiento por un techo digno y los sectores ecologistas.

Esta publicación es financiada con recursos de la Fundación Rosa Luxemburgo con fondos del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania (BMZ). El contenido de la publicación es responsabilidad exclusiva de OPSur, y no refleja necesariamente una posición de la FRL.

logo rosa luxemburgo es

¿Qué acciones encontramos detrás de las palabras? ¿Hacia dónde nos orientan? A través de estos cortos, Proyecto Habitar con el apoyo de la Fundación Rosa Luxemburgo busca reunir acciones de la vida cotidiana con algunos conceptos orientadores en el proceso de lucha por el derecho a la vivienda, el derecho a la ciudad y los derechos humanos. Los audios forman parte de los Diálogos Abiertos, para verlos completos, podes acceder aquí.

???????? 1: «L? ?????? ???? ???? ?????????»

???????? 2: «??é ??? ???????????? ?? ??????? ???? ???????? ??? ??????? ??????????? ?? ?????»

???????? 3: ????????? ?? ?????????? ??? ??????????? ??í???? ???? ?????????????

 

???????? 4: ?????????????? ?? ???? ?????????

 

???????? ?: ?? ????????ó? ?? ???í????? ?ú?????? ? ?? ??????? ? ????? ?? ?? ??????

???????? ?: ????????????? ? ??????????? ?? ???????

En esta edición, hacemos un alto, frenamos para escuchar y aprender de otros aciertos. Nos apartamos de las prácticas colonizadoras, y de sus semánticas —que también se cuelan en el movimiento social—, ponemos de relieve la escucha, nos juntamos a pensar ¿si la agenda la escribiéramos nosotros qué diría? Damos unos pasos hacia atrás para imaginar nuevos impulsos.

 

Descarga MARCHA atrás N°9  aquí.

Como cada año, el presente informe se compone de una serie de artículos que buscan dar cuenta de las diversas vulneraciones a los derechos humanos. Recoge así, opiniones calificadas provenientes de la academia, la investigación y la militancia, aportando una serie de elementos para reflexionar y comprender algunos de los principales conflictos actuales que afectan el acceso a la justicia y la garantía de derechos fundamentales en Uruguay.

 

Descarga aquí.