Nos complace compartir con todos y todas esta hermosísima producción de VacaBonsai Colectivo Audiovisual en colaboración con la Fundación Rosa Luxemburgo Oficina Cono Sur y la #RAOM (Red de Agricultura Orgánica de Misiones).

Mientras la agroindustria en Misiones, Argentina provoca la pérdida de biodiversidad y erosión de los suelos, el campesinado y las comunidades indígenas resisten en el cuidado de la agrobiodiversidad puesta al servicio de la soberanía alimentaria y el arraigo en el campo.

Las semillas traspasan fronteras, se entremezclan en las culturas de la tierra y florecen en la diversidad de sus cultivos.

Están en manos de los #GuardianesDeSemillas, que nos invitan a conocer su mundo a través de la lente de VacaBonsai Colectivo Audiovisual. Para ver, compartir, debatir.. ¡y seguir construyendo!

 

Guía para la reflexión colectiva

Este cortometraje nos invita a debatir en torno al concepto de guardianes y guardianas de semillas. Aquí proponemos algunos ejes y preguntas para generar espacios colectivos de diálogo.

Identificar guardianes en tu comunidad (individuales y colectivos).

  • ¿Qué rol cumplen los guardianes de semillas en los sistemas productivos?
  • ¿Que sentido (espiritual, productivo, económico, político, cultural, etc.) le dan a la semillas?
  • ¿Que sentido construyen en relación a las semillas con sus prácticas, lxs agricultorxs familiares y las comunidades guaraníes?
  • ¿Que rol cumple la comunidad en el resguardo de las semillas?
  • ¿Existe en tu comunidad experiencias que apuntan a esto? ¿Qué amenazas identifican en relación a las semillas y a la biodiversidad?
  • ¿Como deben ser pensadas las políticas públicas para el resguardo de la biodiversidad?
  • ¿Podés identificar el rol del estado en tu región en relación a la preservación de la biodiversidad?
  • ¿Que relación se puede encontrar entre la salud y las prácticas agroecológicas?
  • ¿Que relación pueden encontrar entre la idea de soberanía alimentaría y resguardo de semillas?

La Villa 31 de Buenos Aires ha sido una de las villas más vulnerables durante la crisis de Covid-19. Ramona Medina de la organización de base La Garganta Poderosa, que había denunciado la falta de agua en el lugar a principios de mayo, murió el 17 del mismo mes. Roger Waters, quien tiene una larga relación con la Villa 31 dedica a Ramona su conmovedora nueva versión de «We Shall Overcome».

 

 

 

En Misiones, la actividad hegemónica del sector foresto industrial provoca la pérdida de biodiversidad, contaminación y erosión de los suelos. Pero al mismo tiempo, el sector campesino y las comunidades indígenas desarrollan una economía muy diversificada para el autoconsumo y el mercado como el tabaco, granos, yerba mate, té, mandioca, ganadería vacuna, granja, hortalizas, frutas entre otras.

En Misiones se juntan, de forma paradigmática, el centro de un complejo escenario regional y una extraordinaria diversidad de semillas criollas, en una zona de triple frontera que comparte un ecosistema productivo con Paraguay y Brasil.

Las semillas han traspasado las fronteras políticas, como práctica habitual de las comunidades indígenas y campesinas, que favorece la diversidad de sus cultivos. Estas prácticas cuestionan profundamente los marcos legales de los Estados para el control de las semillas. La biodiversidad es patrimonio de los pueblos al servicio de la humanidad. Está en manos de los #GuardianesDeSemillas

1. ÑANGAREKOA KUERY MA’ÊTÝRÃRE (GUARDIANES DE SEMILLAS): PUEBLOS DEL MAIZ

Para la defensa de la biodiversidad en #Misiones, la preservación y rescate de las semillas guaraníes tiene una importancia central. Las comunidades no sólo sufren persecución, sino también desalojos, la deforestación de su selva, y muchas han perdido sus semillas nativas. Para estos pueblos las semillas son mucho más que un recurso productivo: son Pueblos del Maiz. Conforman una unidad con su identidad, sus cuerpos y sus modos de vida. Las semillas son parte constitutiva del Teko porã jaguata javy yvy marãe’ỹápy (Buen Vivir hacia la Tierra sin Males). Si se pierden las semillas, desaparecen la cultura y las comunidades.

Defenderlas, es defender la vida de todos.

2. Sembrando Autonomía // UnidosRuta20 

Sin semillas no hay producción de alimentos. Desde tiempos ancestrales y en todo el planeta, millones de familias y comunidades agrícolas #GuardianesDeSemillas han trabajado para criar y cuidar miles de variedades de cultivos. Las semillas nativas son un “patrimonio” heredado dentro de las familias campesinas, y circulan en las comunidades generación tras generación. Estos procesos productivos, sociales y culturales asociados a las semillas propias han dotado al mundo campesino de la posibilidad de mantener espacios de autonomía y resistirse a ser controlado por las multinacionales. En 2019 Misiones fue declarada “Capital Nacional de la Biodiversidad”, y paradójicamente, este mismo año comenzó a implementarse el Plan Maizar, que busca incorporar 235.000 ha al cultivo de maíz transgénico. Un salto gigantesco que se basa en una contradicción: la propuesta de una agricultura familiar basada en el “agronegocio”. Los transgénicos atacan directamente a la agrobiodiversidad local, forman parte de paquetes tecnológicos basados en plaguicidas que envenenan el suelo, el agua y el aire, poniendo en riesgo la salud y la vida de los animales. de las plantas y de las personas. Pero fundamentalmente, son el instrumento estratégico del gran capital para apropiarse y controlar la producción de alimentos.

Cuidemos la semilla criolla y nativa: sembremos autonomía.

3. Cosechando Libertad – cooperativa PIP-UTT (misiones)

Las semillas son patrimonio de la comunidad al servicio de la humanidad. Organizaciones campesinas en todo el mundo se oponen a la propiedad intelectual y a toda forma de despojo y apropiación de la vida – como el patentamiento y la manipulación genética (transgénicos) – con tecnologías controladas por las grandes multinacionales del agronegocio. Mujeres y hombres del campo viven y se educan en una ética basada en conservar, cuidar, sembrar, compartir y celebrar las semillas, que son un don colectivo y como tal, no son propiedad privada ni monopolio de nadie. Las semillas hacen posible el sustento y la soberanía de la comunidad. Por ello, la agrobiodiversidad y el conocimiento asociado es parte fundamental e insustituible de la soberanía alimentaria. Y luchamos por defenderlas, como luchamos por la tierra, por el agua, por la vida. Es una sola la lucha por el territorio.

Cuidemos la semilla criolla y nativa. Sembremos autonomía, cosechemos libertad

***El registro de estas imágenes se realizó en el marco de un proyecto colectivo entre la Fundación Rosa Luxemburgo y la Red de Agricultura Orgánica de Misiones (RAOM) con la intención de rescatar el sentido político de las acciones colectivas de resguardo e intercambio de semillas que vienen sucediendo en Misiones desde hace más de 20 años. Reforzamos la importancia de visibilizar y difundir todas experiencias que día a día, construyen soberanía sobre nuestras semillas.

Con la expansión del complejo del agronegocio hacia el campo de la agroenergía y la producción de biomasa, las disputas sindicales, territoriales y ambientales tanto a nivel local como global se reformulan con nuevos y viejos actores. ¿Qué estrategias de carácter clasista y popular podemos esgrimir frente a los desafíos de la nueva matriz energética e industrial basada en commodities agrícolas?

Estas preguntas (y muchas otras) convocaron el 18.07.2019 a un grupo de delegadxs sindicales de distintas ramas de la industria aceitera y de la caña, grupos de investigación y compañeros de organizaciones del campo, en la perspectiva de analizar los desafíos que nos plantea el proceso de innovación tecnológica que trae aparejada la introducción de los agrocombustibles, que incluye tanto procesos de automatización y digitalización en la producción rural e industrial, como formas de descentralización de la producción y el acopio, y los tipos de afectaciones a los derechos laborales, a la salud, etc. que aparecen como resultado de estos cambios.

1. ¿Qué son los agrocombustibles? – Virginia Toledo del Grupo Ecología Política INDES/UNSE/Conicet explica que son los agrocompustibles y su importancia reciente para la matriz energética, así como también las injusticias socio-ambientales desplegadas en su desarrollo.

2. Agronegocio el modelo detras de los agrocombustibles – Carla Gras del Programa de Estudios Rurales y Globalización UNSAM / Conicet, detalla las dinámicas y estrategias de los actores empresarios del agronegocio, destacando pilares como la financiarización y la utilización de biotecnologías.

3. Condiciones de trabajo en la producción de agrocombustibles – Martín Olivera del Sindicato de Trabajadores Azucareros del Ingenio San Martín del Tabacal, explica las condiciones de trabajo en la producción de bioetanol y los desafíos grandes que están atravesando, donde hoy enfrentan una reducción de los puestos de trabajo como también un incremento del monocultivo cañero.

4. Luchas por la salud y alianzas intersectoriales – Marco Pozzi de la Federación Aceitera comparte su análisis sobre las condiciones de riesgo a la salud en el seno del agronegocio, estrategías de lucha sindical y la necesidad de alianzas intersectoriales.

Chile se adelantó en 10 años y de la forma más radical a las reformas del Consenso de Washington, privatizando los bienes comunes, abandonando al trabajo como centro de la estrategia de desarrollo y transformando al país en el más financiarizado de América Latina. Adopta así una arquitectura institucional y productiva que recrea una sociedad violenta, con sus propios horrores —aunque menos vistosos—, donde la mayoría de la población carece de las tranquilidades económicas mínimas y se encuentra asediada por el estrés, la angustia cotidiana de la deuda y el trabajo no valorizado, mientras, una minoría privilegiada goza de un traje a la medida y vive como en Suiza (Chile tiene más multimillonarios que países como Suiza, Austria, Dinamarca, Holanda, Noruega y Finlandia, entre otros. Además, en comparación con los países que cuentan con mediciones, el 1 % más rico de Chile se lleva el mayor porcentaje de la renta nacional. En contraste, el 75 % de los trabajadores gana menos de $ 437.000).

Compartimos aqui la serie #ElModeloNoSeToca de la Fundación Sol, que presenta algunas de las claves fundamentales para comprender las razones del estallido social que atraviesa Chile, desde una perspectiva estructural y poniendo sobre la mesa, aquello que sí debe estar en debate: las profundas raíces del capitalismo neoliberal que hoy se ha vuelto insostenible.

 

Reforma Tributaria

La violenta Desigualdad que recorre a la sociedad chilena, se visualiza con mucha claridad en el Sistema Tributario. El 1% más rico, que concentran el 33% de los ingresos, en térrminos proporcionales paga menos impuestos que los sectores medios y los hogares vulnerables. El Sistema Tributario es pro rico y la propuesta que el Gobierno de Piñera presentó para contener el estallido social es una medida cosmética. Aquí se lo explicamos con peras y manzanas. El estallido social se mira, pero #ElModeloNoSeToca

 

Salarios

El 70% de los trabajadores chilenos gana menos de $550.000 líquidos. Solo existe un 17% de trabajadores sindicalizados y un 8% negocia colectivamente. Por otro lado, se registra más de 1 millón de asalariados sin contrato escrito, más de 1 millón de trabajadores tercerizados y más de 850 mil subempleados, y la mitad de ellos gana menos de $150 mil. A pesar de esta vergonzosa realildad, el gobierno de Sebastián Pñera insiste con normas que precarizan el trabajo y solo propone subsidiar con recursos del Estado a aquellos trabajadores que ganan menos de $350 mil. A pesar de que ya se registran más de 20 muertos y un centenar de heridos #ElModeloNoSeToca

 

 

Pensiones

Compartimos con ustedes, el tercer video de la serie #ElModeloNoSeToca. En esta ocasión abordamos la problemática de las pensiones en Chile. Las medidas propuestas por el gobierno a través de su agenda social no sirven para mejorar la crisis actual de las y los jubilados, en lugar de eso, se insiste en privilegiar a las AFP y las cuentas individuales, por sobre las necesidades vitales de nuestros abuelos. Solo como ejemplo, a diciembre de 2018, la mitad de las 684 mil personas jubiladas que recibieron una pensión de vejez por edad, la más extendida, obtuvo una pensión de 151 mil pesos o menos. Este modelo está quebrado socialmente.

 

 

Salud

Al año 2017, el gasto total de las prestaciones que implicaron transferencias a privados se acercó a los $800 mil millones, lo que equivale a un 0,5% del Producto Interno Bruto (PIB), y significó un aumento de 4,4% en relación con 2016. Los anuncios de la Agenda Social no son nada nuevo. Se basan en los mismos proyectos de ley que el gobierno ya había ingresado al parlamento. Nada de lo mencionado implica un cambio estructural para el actual sistema de salud pública en Chile #ElModeloNoSeToca

 

 

Deuda

Somos un país que creció económicamente con «doping». Los hogares se endeudan para comer, para vestirse, para pagar su educación y salud, para pagar la luz, el gas y el agua. Los salarios están por el suelo y el endeudamiento por el cielo pero… #ElModeloNoSeToca

 

Serie web de nueve capítulos con entrevistas a mujeres, lesbianas, travestis, no binaries de América Latina, cuyas voces se vuelven aportes claves en la producción de pensamiento crítico y emancipador.

Con claridad, pluralidad, criticidad y creatividad, María Galindo, Rita Segato, Lorena Cabnal, Nora Cortiñas, Marlene Wayar, María del Carmen Verdú, Gloria Muñoz, Gladys Tzul Tzul y Raquel Gutiérrez Aguilar, abordan las luchas antipatriarcales y feministas, los procesos de descolonización de nuestra historia, las políticas comunales en nuestros mundos indígenas, las luchas contra el extractivismo y el despojo en territorios que son reservas estratégicas de minerales para el capital transnacional, las estrategias y formas de aparato represivo, la insistencia de la memoria, entre otros temas que dan cuenta de un complejo entramado de resistencias a nivel regional latinoamericano.

Humus – Capítulo 1. María Galindo: A despatriarcar urgente

 

Humus – Capítulo 2. Lorena Cabnal: El cuerpo como territorio de defensa

 

Humus – Capítulo 3. Nora Cortiñas: Del lado de la vida

 

Humus – Capítulo 4. Rita Segato: contra el patriarcado, donde se manifieste

 

Humus – Capítulo 5. Gloria Muñoz: Periodismo desde abajo

 

Humus – Capítulo 6. Marlene Wayar: Desde las entrañas

 

Humus – Capítulo 7. Gladys Tzul Tzul: Forma comunal de la política

Humus – Capítulo 8. María del Carmen Verdú: Lucha antirrepresiva

 

Humus – Capítulo 9. Raquel Gutiérrez Aguilar: En rebelión

 

Todos los capítulos se encuentran en esta lista de reproducción. 

Nos enseñaron que E=Energía. Pero no nos dijeron qué tipo de Energía ni para quién estaba orientada. Hoy en todo el mundo su producción genera conflictos y el consumo energético reproduce las desigualdades propias del actual sistema económico. A esto se suma la desmedida quema de combustibles fósiles que alimenta la peor crisis que hoy afrontamos: el cambio climático.

Pero de las entrañas a la crítica de este sistema surgen en distintos territorios otras formas de producir, gestionar y consumir la Energía. De eso se trata E, la narración de una serie de experiencias que construyen su propio devenir haciendo un camino soberano hacia ese horizonte que es la transición energética.

 

Amstrong

En Amstrong, Provincia de Santa Fe, una cooperativa eléctrica decidió tomar en sus manos la producción de electricidad y a través de una alianza con organismos del Estado, construyó su propio parque eólico e instaló sistemas de autoproducción en veinte casas de la localidad. Este proceso de generación distribuida acerca los centros de producción con los de consumo de energía, así como lleva a nivel local la decisión de qué energía se produce y para qué.

 

Uruguay

Uruguay inició hace una década una verdadera revolución energética, transformando casi la totalidad de su sistema eléctrico en uno basado principalmente en eólicas e hidroeléctricas. Sin embargo dicho proceso significó el ingreso de diversas empresas privadas que transformaron en un negocio el sistema de generación eléctrica, antes monopolizado por la empresa estatal UTE. ¿La transición energética solo es un recambio de fuentes?

 

Cutral Có

En Cutral Có, un laboratorio del INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) realiza mediciones de aerogeneradores de baja potencia al mismo tiempo que ha impulsado la instalación de estos “molinos” en zonas rurales alejadas de las redes eléctricas que cubren las zonas urbanas. La falta de un impulso público más sistemático, sumado a las dificultades de apropiación por parte de las comunidades locales hacen que estos programas aún sean muy reducidos. Sin embargo este proceso muestra que se puede realizar una producción de energía limpia, controlada por el Estado, que llega a poblaciones históricamente marginadas.

 

Comodoro Rivadavia

Comodoro Rivadavia es una ciudad construida sobre un yacimiento hidrocarburífero. Su centenaria historia, recorrida de la mano con la explotación petrolera, muestra que los únicos derrames son de hidrocarburos. Las desigualdades que aparecen en este territorio están latentes, a partir de una industria que ordena la vida de quienes lo habitan. En esas condiciones, Comodoro pareciera ser una metáfora del mundo, en donde los impactos de la combustión de combustibles fósiles está llegando a un punto crítico para el ambiente, y ha generado profundas desigualdades e impactos sociales. ¿Cómo pensar un nuevo modelo energético desde un lugar marcado por el petróleo?